Saltar a contenidos

ASOCIACION VECINOS NTRA.SRA.DE LA CERCA DE MADRONA

Navegación

Menú principal

Noticias

06/12/2009
Folclore para convivir
Imagen de complemento

El Adelantado

La Federación de Asociaciones de Vecinos de los Barrios Incorporados celebró su jornada de convivencia anual, dedicada en esta edición a la cultura popular.

Acostumbrados a ocupar un segundo plano en la vida diaria de Segovia, los barrios incorporados salieron ayer a la palestra para hablar de folclore en la jornada de convivencia anual que celebran desde 2003. El hotel Puerta de Segovia fue el escenario al que acudieron vecinos de Zamarramala, Hontoria, Fuentemilanos, Perogordo, Torredondo y Madrona para compartir experiencias de todo tipo, ilusiones y fracasos, y de paso, escuchar a un grupo de expertos en folclore.

En la inauguración de la jornada, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, pidió a los congregados que no renuncien a sus raíces, añadiendo que, además de la defensa del patrimonio monumental, resulta esencial la conservación del “patrimonio intangible”, en referencia al conjunto de creencias, costumbres y artesanías de un pueblo, entendidas como parte fundamental de su identidad.

A lo largo de la jornada se sucedieron las intervenciones de expertos, empezando por la de Alberto Jambrina, quien después de explicar cómo se estudia el folclore, habló sobre la música tradicional de Castilla y León ligada al ciclo vital y al ciclo anual.

Así, ayudado por grabaciones realizas en las nueve provincias de la comunidad autónoma, Jambrina disertó sobre las nanas, los cantos de adolescencia, las rondas de jóvenes y los cantos de trabajo, continuando, ya en relación al ciclo anual, con los aguinaldos de Navidad, los cantos de Carnaval, de Cuaresma y Semana Santa, para citar después otras composiciones de primavera, de recolección y de vendimia.

En su paso por Segovia, Jambrina insistió en que el folclore “sigue teniendo validez”, como demuestra su utilización por parte de la publicidad. “El folclore está en el inconsciente colectivo, lo llevamos grabado como si se tratara de un código genético, y la publicidad sabe que si recurre a él consigue enganchar”, afirmó Jambrina, que tras reiterar que el folclore “no ha muerto”, declaró que “debe abrirse” a otras culturas, “como lo hizo siempre”, recordando que las mazurcas o las habaneras forman ya parte del acervo cultural de Castilla y León. Además, Jambrina se posicionó a favor de un folclore “no exclusivista”, en el sentido de que pueda ser compatible que un adolescente juegue a la Playstation y aprenda a tocar la dulzaina.

Jambrina participó, más tarde, en una interesante mesa redonda moderada por el periodista y dulzainero José Luis López sobre el origen y la evolución del folclore castellano, en la que intervinieron dos segovianos, el escritor y alfarero Ignacio Sanz y el cantautor Ismael. La asociación cultural folclórica “Andrés Laguna” se sumó a la jornada interpretando diversos bailes castellanos, concluyendo finalmente la actividad con una multitudinaria comida de hermandad, rondando los dos centenares el número de comensales.

“Somos pueblos que queremos seguir manteniendo nuestra identidad”, dijo el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de los Barrios Incorporados a Segovia, Ángel Tuñón, en referencia a los seis pueblos que forman parte del colectivo. “Cuando salimos a tomar el vermú, nos conocemos todos”, añadió, para ser más explícito.

Tuñón defendió que los problemas de estos seis pueblos suelen ser comunes. “Reivindicamos más infraestructuras”, resumió el presidente de la entidad, valorando como el más importante déficit el de la mejora de la red de agua y saneamiento. Además, aunque Tuñón valoró las mejoras derivadas de los proyectos financiados por el Plan E, demandó al Ayuntamiento “una partida específica” para los barrios incorporados a Segovia.