Saltar a contenidos

ASOCIACION VECINOS NTRA.SRA.DE LA CERCA DE MADRONA

Navegación

Menú principal

Noticias

06/12/2009
Los pueblos incorporados reclaman algo más que «dinerillo»
Imagen de complemento

El Norte de Castilla

Más de cien vecinos celebran la Jornada de Convivencia de la federación, dedicada al folclore .

Los concejales se refieren ya a ellos como pueblos, como han pedido, pero sobre el papel, en los documentos oficiales, siguen siendo barrios incorporados a Segovia y, por lo que dicen, integrados pero no agregados, porque agregar es sumar y cuando dejaron de ser pueblos independientes perdieron más que ganaron. Así sienten quienes viven en Madrona, Hontoria, Zamarramala, Revenga, Fuentemilanos, Torredondo y Perogordo, representados ayer en los más de cien asistentes a la Jornada de Convivencia organizada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de los Barrios Incorporados de Segovia. Los pueblos hacen balance y siguen reclamando al Ayuntamiento «algo más que dinerillo» para las fiestas.

Dedicada al folcore, al acervo cultural, la jornada fue una ocasión para escuchar al zamorano Alberto Jambrina, que explicó la ligazón de todas las tradiciones al ciclo vital y al anual de las cosechas; a Ignacio Sanz, el propio Jambrina, Ismael y el periodista (y dulzainero) de Madrona José Luis López hablando del origen y su evolución, y para ver los bailes populares castellanos de la Asociación Andrés Laguna. Así quedó manifestado, una vez más, que los pueblos son los depositarios del folclore, de «la impronta que dejó el contacto de los hombres con el clima y la tierra que habitaron», como citaba el programa de actos, inaugurado en el hotel Puerta de Segovia por el alcalde, Pedro Arahuetes.

Depuradora en Madrona

La jornada festiva no es óbice para que estos pueblos incorporados hagan exámen de lo que ha pasado desde la anterior, desde hace un año. Y el presidente de la federación, Ángel Tuñón, apuntó que en todas las reuniones «vuelven a salir las mismas quejas» sobre las redes de saneamiento, la pavimentación de las calles, el alumbrado, los colegios o las depuradoras, sobre los proyectos «en los que se dan pinceladas pero no llegan a culminar». Eso en todos los núcleos, porque en el caso de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Madrona es «urgente» solucionar el retraso del proyecto: «En el siglo que estamos no podemos seguir con un pozo negro al lado de los pozos del acuífero ni con vertidos al río».

Las asociaciones vecinales de los pueblos reclaman una partida específica en los presupuestos del Ayuntamiento destinada a atender estas necesidades, pese a que, como reconoce Tuñón, son conscientes de que la crisis también afecta a la administración municipal y de que, como ha anunciado el alcalde, en el 2010 habrá menos dinero para fiestas y actividades de las asociaciones. Casi no les importa, aunque reconocen que «no podemos pedir más dinero a los vecinos, que bastante hacen con pagar la cuota».

Lo que realmente demandan los pueblos son inversiones como las de los Fondos de Sostenibilidad del Gobierno, «de las que se quedan fuera Fuentemilanos, Zamarramala, Torredondo y Perogordo», y no tanto «que nos den más o menos dinerillo para las fiestas», apunta el presidente de la federación.